Agua de rosas, aromatizante, saborizante y cosmético natural

Posted on 29th Diciembre 2016 in Uncategorized

Sin duda alguna, las rosas son ideales para cualquier tipo de jardín, ya que le aportan elegancia y belleza sin gastar demasiado tiempo ni dinero, además de que su cuidado es mucho más sencillo que el de las orquídeas u otros tipos de plantas.

Una de las razones para plantar rosas es que sus cuidados son fáciles, aunque dependen de si están plantadas en macetas o en un jardín, ya que un rosal adulto tiene raíces profundas y poderosas que le permiten encontrar y aprovechar el agua subterránea que pueda necesitar, mientras que las rosas en maceta no disponen de esas raíces profundas y necesitan un riego regular. Lo ideal es optar por una maceta de barro ya que este material permite una ventilación perfecta para las plantas.

Al contar con nuestro propio jardín de rosas, además de tener un lugar de relajación y belleza, podemos fabricar elegantes productos para nuestro uso personal, como el agua de rosas, que se obtiene de la destilación de los pétalos de rosas, mediante el cual podemos obtener aceite de rosas, con un aroma de rosa muy concentrado.

El agua de rosas aromatiza el hogar, da sabor a postres como cremas, pastas, helados e incluso algunos platos de aves de corral. Además, alrededor del mundo el agua de rosas se utiliza en cosmética como fragancia.

Cómo crear tu propia agua de rosas

  • Sólo necesitaremos un litro de agua y aproximadamente 200 gramos de pétalos de rosa.
  • Para empezar debemos poner el agua en un sartén y pondremos a hervir los pétalos de rosa en el interior, para dejarlos a fuego lento durante aproximadamente dos horas.
  • Al acabar las dos horas, el litro de agua inicial habrá desaparecido casi totalmente debido a la ebullición, pero tendremos cierta cantidad de agua de rosas más que considerable y sobre todo, con una fragancia natural ya que no le habremos agregado ningún tipo de producto químico.
  • El agua debe enfriarse de forma natural. Una vez fría totalmente la colocaremos en un recipiente de vidrio para evitar que cualquier material interfiera con el aroma del agua de rosas.

El agua de rosas es muy útil para la limpieza de la piel, además podemos aromatizarla de forma natural y sin ningún miedo a dañarla, ya que no tiene perfumes artificiales ni químicos añadidos. Esta agua no representa un perfume intenso, pero sí un aroma fresco, ligero y sutil que podemos utilizar como un humectante natural para la piel, suavizante para cabellos, lociones para después del afeitado, masajes estrés, calmante para pieles sensibles, antiséptico contra infecciones, ayuda contra la piel grasa y acné, soluciones anti-ojeras, etc.

comments: Closed

Comments are closed.